Certificado de Gestión Energética: ISO 50001



Para todas aquellas organizaciones que deseen mostrar evidencia de un buen desempeño energético, existe la opción de certificarse en base a la Norma ISO 50001 “Sistemas de Gestión de la Energía. Requisitos de orientación para su uso”.

El desempeño energético, tal y como lo define el propio estándar internacional, incluye el uso que las organizaciones dan a la energía, el consumo y la eficiencia energética. Las organizaciones que opten por implementar este sistema, podrán mostrar evidencia de sus buenas prácticas en materia energética a través del establecimiento de políticas, objetivos e indicadores, además de todos los procedimientos necesarios para asegurar el control de los procesos que se encuentren incluidos dentro del alcance del sistema.

Cabe destacar que es perfectamente compatible con otros sistemas de gestión en base a normas ISO más comúnmente encontrados en las organizaciones, tales como los Sistemas de Gestión de la Calidad, o Sistemas de Gestión Ambiental.

Puede implementarse en el seno de cualquier organización, independientemente de su tamaño, sector o línea de actividad, y está enfocado para las empresas que quieran obtener un reconocimiento público de su gestión en materia energética, permitiendo que sea eficiente y les ayude a reducir sus impactos ambientales y la producción de gases de efecto invernadero.


Para ello,la norma se estructura en una serie de requisitos recogidos en su apartado 4 (único certificable) que deben entenderse en el contexto del ciclo PDCA, o ciclo de Deming de mejora continua (planifican, implementan, revisan y actúan sobre el sistema a través de los procesos que deben optimizarse en aras de conducirlos hacia una mejora continua).

La certificación en este estándar puede suponer una importante ventaja competitiva al demostrar a sus clientes y partes interesadas en general, un continuo interés en realizar una gestión y uso eficientes de la energía.

¿Cuáles son las fases de las que consta el proceso de Certificación Energética de un edificio ya existente?
















En primer lugar el propietario o comunidad de propietarios se pondrán en contacto con una empresa autorizada que cuente con técnicos cualificados y habilitados para la expedición del Certificado de Eficiencia Energética.

Seguidamente el técnico realizará una inspección in situ del edificio en la que se analizarán los elementos constructivos y la composición de los materiales del edificio, así como todas aquellas características relevantes para la eficiencia energética tales como la envolvente térmica,  los sistemas de calefacción, huecos, carpinterías, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, condiciones de confort térmico, lumínico, calidad de aire interior etc.

Posteriormente el técnico realizará un informe descriptivo relativo la eficiencia energética del edificio. Así mismo se proporcioná una etiqueta normalizada en la que se determinará la calificación energética del edificio mediante un código de letras que irá de la 'A' (más eficiente) a 'G' (menos eficiente).

Finalmente el propietario del edificio deberá registrar el Certificado de Eficiencia Energética ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma de corresponda, que llevará un registro de estas certificaciones en su ámbito territorial.

Eficiencia energética en edificios





La eficiencia energética se impone como una realidad en todos los ámbitos de la industria y la sociedad, ante la necesidad de aprovechar los recursos energéticos en la mayor medida posible. El sector de la construcción no es ninguna excepción al respecto.
La eficiencia o rendimiento de un proceso es la relación entre la energía útil y la energía invertida. Imaginemos dos edificios diferentes con un mismo sistema de calefacción y generación de agua caliente. Uno de ellos dispone de buenas instalaciones de conducción, envolvente térmica y aislamiento. Por el contrario, el otro presenta carencias o defectos en estos factores. El primero de ellos será más eficiente desde el punto de vista energético, puesto que con la misma cantidad de calor generado en la caldera, es decir de energía invertida, obtendrá un mayor cantidad de energía útil.
La Directiva 2010/31/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 19 de mayo de 2010 relativa a la eficiencia energética otorga un sistema de certificación energética en los edificios para que estén en disposición de mostrar evidencia de acuerdo a los requisitos mínimos de comportamiento energético de las infraestructuras.

Las ventajas de los edificios eficientes desde el punto de vista energético son indiscutibles:
  • Mayor rentabilidad: Menos gasto energético como el que se consigue a través del uso de materiales de baja inercia térmica, implica siempre mayor rentabilidad
  • Mayor valor de mercado: La posesión del Certificado de Eficiencia Energética supone un incremento en torno al 10% del valor del inmueble.
  • Menos emisiones de CO2: La eficiencia en el consumo energético de los procesos de calefacción o refrigeración de las infraestructuras reducen las emisiones de este gas responsable en gran medida del efecto invernadero.

Relación entre el porcentaje de ahorro energético y la cantidad de CO2 que se deja de emitir a la atmósfera.



¿Qué es el Certificado de Eficiencia Energética?


Es un documento que indica el grado de aprovechamiento de la energía que tiene un edificio. Un edificio con buena envolvente térmica, iluminación, calidad de aire e instalaciones derrochará menos energía, por tanto será más eficiente.

A partir de junio del presente año 2013 todos los edificios de nueva construcción, reformas o  rehabilitaciones de edificios existentes, con una superficie útil superior a 1.000 m2 estarán obligados a poseer una certificación energética, según la normativa aprobada en Real Decreto. 

Así mismo, todos los edificios, pisos y locales que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, deberán disponer de la correspondiente certificación energética que se pondrá a disposición de los compradores o usuarios de forma obligatoria y deberá figurar en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio.

Igualmente, los edificios de titularidad privada, con una superficie útil total superior a 500 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público habrán de tener la citada certificación, así como aquellos edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie superior de 250 m2.

El objeto de esta normativa es incentivar la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en el ahorro de energía. La posesión del certificado energético afectará al valor del inmueble en un porcentaje estimado de un 10% y supondrá un elemento añadido a valorar por el comprador o arrendatario.

Por el contrario la carencia de la certificación energética en una compraventa o alquiler de una vivienda, local comercial u oficina podrá conllevar la nulidad del contrato de compraventa o arrendamiento, el pago de una indemnización al comprador o inquilino o el pago de una sanción de entre 1.000 y 5.000 euros.

¿Cómo puedo obtener mi certificado?



El certificado de eficiencia energética de un edificio existente deberá ser suscrito por técnicos que estén en posesión de la titulación académica y profesional habilitante para la redacción de proyectos o dirección y ejecución de obras de edificación, o para la realización de proyectos de sus instalaciones térmicas, elegidos libremente por la propiedad del edificio. Todo ello según lo establecido en la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.

El certificado de eficiencia energética contendrá información relativa a las características energéticas del edificio: envolvente térmica, instalaciones, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, condiciones de confort térmico, lumínico, calidad de aire interior y otros parámetros. 

Así mismo incluirá un documento de recomendaciones técnicamente viables para la mejora de los niveles de la eficiencia energética del edificio, vivienda o local comercial que incluirá medidas relativas a los elementos del edificio así como medidas de aplicación en el marco de reformas importantes de la envolvente o de las instalaciones técnicas del mismo.

Adicionalmente, el certificado de eficiencia energética contendrá una descripción de las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo, por el técnico certificador, durante la fase de calificación energética con la finalidad de establecer la conformidad de la información contenida en el certificado de eficiencia energética con el edificio.


Adelántese y obtenga ya su certificado.

Solicite presupuesto sin compromiso:

E. info@eficienciaenergeticaasturias.org